¿Cómo vivir sin producir basura?

Compartimos contigo algunas acciones, sencillas y prácticas, para que generes menos plástico y verdaderamente dejes una huella positiva en el planeta a partir de los consejos de Laura Singer, creadora del movimiento Zero Waste

Por Maryelin Reyes Bautista

Una idea puede cambiar el mundo. Esto es lo que está demostrando la joven estadounidense Laura Singer, quien con su proyecto Trash ir for tossers empodera a las personas a través de redes sociales y charlas sobre la importancia y la necesidad de vivir generando menos desperdicios.

Aunque algunos pudieran pensar que llevar este estilo de vida, que pudiera sonar un tanto radical, conlleva una inversión monetaria significativa, no es así. En este artículo queremos compartirte algunas ideas que seguramente podrás aplicar en tu día a día sin mayores complicaciones.

Anitta Nicolás Corte/Publimetro

“En mi casa fuimos muy humildes. Por eso en mi familia siempre tuvimos cuestiones muy fuertes de cuidado con el lugar que teníamos; con la tierra”,  opinó Anitta, nuestra editora invitada.

Prepara tu café en casa

Cada vez que compras esta bebida estimulante que a muchos enamora, te la sirven en un envase de plástico, a menos que te detengas en un restaurante. Mientras que si te tomas unos minutitos para prepararla y consumirla en casa, ya no será necesario el desperdicio de estos materiales que pueden tardar cientos de años en degradarse. Esto también aplica para la comida en general, con el objetivo de generar menos contenedores. Primero, te aseguras de qué estás consumiendo y, segundo, empiezas a ser parte del cambio.

Intercambia tus libros

Reúnete con tus amigos e intercambia con ellos esos libros que ya leíste por aquellos que te faltan por leer. Sabemos que algunas obras, sobre todo, las más contemporáneas, pueden ser costosas. Es importante que quienes integren ese grupo de lectura sean personas con gustos afines para que sí sea posible el trueque literario.

Utiliza bolsas reusables

Obvia las bolsas de plástico y empieza a optar por las de tela. Sabemos que ésta es una de las prácticas que ya cientos de personas están adoptando y que, incluso, algunos supermercados están promoviendo. Poco a poco puedes hacerla parte de tu rutina hasta que se convierta en un hábito.

No más papel

Dile adiós a las toallas de papel y empieza a ocupar las del algodón o a buscar esos recortes de tela que no tienen ningún uso en tu casa. También te pueden servir esas camisetas que están muy gastadas para venderlas o regalarlas.

Gratidão

A post shared by anitta 🎤 (@anitta) on

Botellas de cristal

Hidrátate sin hacer uso de envases plásticos; imagina cuantos kilos generas con cada botella que compras. Puedes sustituirla por frascos vacíos de mantequilla de maní, de pasta de tomate o de aceite orgánico. Lávalos y reutilízalos cada vez que sea necesario.

Menos maquillaje

Las mujeres en México son muy asiduas a un elevado consumo de maquillaje. Basta, para tener más o menos una idea, subirse al metro a las 7:00 de la mañana para ver cómo este medio de transporte se convierte en una estética o un camerino. Según un estudio de Euromonitor Internacional la industria de la belleza cada año crece un 11% en México y 79% de la población hace uso de estos productos. Para algunas puede representar un esfuerzo extraordinario, pero queremos invitarte a simplificar tu rutina de belleza. Puedes empezar con no maquillarte todos los días de la semana o utilizando el aceite de coco como desmaquillante o brillo de labios.

No más ropa nueva

Sí. Suena un poco drástico, si pensamos en esas prendas que quieres comprar para lucir en días como Navidad o las fiestas patrias. Si haces una búsqueda minuciosa en tu armario te darás cuenta de la cantidad de piezas que tienes y que hace tiempo no usas o de aquellas combinaciones que nunca se te habían ocurrido. Según cifras del Inegi las familias mexicanas destinan cerca de ocho mil pesos (quienes menos gastan) en la compra de ropa y calzado. Dile adiós a esas compras compulsivas y perjudicarás menos al medio ambiente, además, te ahorrarás un dinerito.

“En mi casa fuimos muy humildes. Por eso en mi familia siempre tuvimos cuestiones muy fuertes de
cuidado con el lugar que teníamos; con la tierra”. Anitta

Sin popote está bien

Cada vez son más las personas que, motivados por esta campaña, le dicen que no al uso de este artículo plástico que tanto pone en peligro la vida de la fauna marina; en especial de las tortugas y las aves. Se estima que en México el 95% los popotes no son reciclables. Duran en la mesa 20 minutos, en los mares 100 años y un ser humano utiliza carne de 38 mil durante toda su vida.

42

millones de residuos sólidos urbanos se generan al año en México, de acuerdo a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

14%

de estos residuos se reciclan y 70% de la cifra anterior termina en los rellenos sanitarios del país.

DATO

En http://trashisfortossers.com/ puedes aprender técnicas de cómo reciclar, reusar y preparar tus propios productos de modo que lo que consumas no genere tanto daño ecológico.

 

Recomendación

De acuerdo con este tópico, la cantante Anitta sugiere ver la película Madre dirigida por Darren Aronofsky relacionada con el cuidado de la Madre Tierra.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo