Las viejas armas todavía dominan la guerra

Vivimos en una época en la que la gente ha empezado a tomar en serio la posibilidad de guerras espaciales. Sin embargo, a pesar del constante desarrollo de las tecnologías, los tipos tradicionales de armas, muchas de las cuales fueron diseñadas en la primera mitad del siglo XX, son usadas comúnmente en el campo de batalla. Metro investiga el fenómeno

Por Asya Gelman

Se cree que el AK-47 soviético sigue siendo el arma de fuego más producida en el mundo. Comenzó a ser introducida en las fuerzas armadas en 1948. Por lo tanto, se ha utilizado durante al menos 72 años y sigue estando en la cima. El mismo éxito puede ser atribuido a los tanques americanos M3 Stuart y М4 Sherman.

A pesar de las constantes modificaciones de los ejércitos y de las noticias sobre las extraordinarias tecnologías desarrolladas en China, EE.UU. y Rusia, las llamadas armas "anticuadas" siguen dominando la guerra.

"En la guerra, como en la vida, a veces la simplicidad supera a la complejidad. Además de ser más baratos, estos viejos sistemas tienden a ser más simples, y por lo tanto más fáciles de aprender a usar y menos propensos a romperse. Esto los hace particularmente atractivos para los grupos no estatales y rebeldes, que pueden no tener el tiempo de entrenamiento o los recursos financieros para obtener o dominar sistemas más complejos", explicó a Metro Peter W. Singer, especialista estadounidense en la guerra del siglo XXI.

Además, hay pruebas de que los equipos antiguos pueden ser mucho mejores que los modernos. Ingenieros de la Universidad de Duke, EE.UU., descubrieron que los cascos militares modernos no son mucho mejores que los de la época de la Primera Guerra Mundial. Además, descubrieron que uno incluso funcionaba mejor que los diseños modernos para protegerse de las ondas expansivas.

"Fue un poco sorprendente que el casco moderno no se desempeñara mejor que los cascos históricos en la protección contra las ondas explosivas, pero no completamente inesperado basado en la teoría. Lo que nos sorprendió mucho fue que uno de los cascos históricos se desempeñó mejor que los modernos y que los otros cascos históricos en la parte superior de la cabeza. El casco francés Adrian de 1915, que tiene una cresta en la parte superior del casco, dio lugar a una reducción de las presiones en la corona de la cabeza", dijo a Metro Joost Op 't Eynde, autor principal del estudio.

Los científicos esperan que su investigación ayude a mejorar la protección contra las explosiones de los futuros cascos:

"Presentamos nuestros resultados en el Simposio de Sistemas de Blindaje Personal en 2018, varios miembros de los equipos de investigación militar estuvieron presentes y tienen acceso a los resultados", concluyó.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Konstantin Sivkov,
experto militar, miembro de la Academia Rusa de Ciencias de Misiles y Artillería

P: A pesar del rápido desarrollo de las tecnologías modernas, muchos países todavía utilizan armas y equipos antiguos. ¿Por qué?
– Hay algunos factores. El primer factor es que las armas de alta tecnología sólo pueden ser utilizadas por personal altamente profesional. Por lo tanto, cuanto más avanzada y poderosa sea el arma, menos gente puede usarla. Por lo tanto, las formaciones regulares que no tienen la capacidad de entrenar buenos especialistas para el uso de armas modernas, no las usan. Como ejemplo, la situación de los tanques Abrams americanos, que fueron encontrados en los almacenes del ejército iraquí. Nadie los usó, porque no había personal calificado.
El segundo factor es la disponibilidad de componentes y municiones. Si se trata de un arma moderna y de alta tecnología, entonces la munición y los componentes deben ser del nivel adecuado. Por ejemplo, un ejército de bastante alta tecnología con especialistas apropiados puede mantener tales armas en las condiciones adecuadas. Si no es así, entonces tales armas se convierten automáticamente en basura inútil.

P: ¿Alguna otra razón?
– Sí. El tercer factor es que tales armas cuestan mucho dinero. Esto significa que la pérdida de estas armas es un gran daño para el país que las usa. Además, el uso ineficiente de estas armas es también una gran pérdida. Aquí hay una simple ilustración: cuando se hicieron los ataques a Yugoslavia, los adversarios de la OTAN usaron una cosa simple para deshacerse de los misiles americanos: pusieron hornos de microondas abiertos y los misiles cayeron sobre ellos, y no sobre el objetivo. Cada misil costaba alrededor de medio millón de dólares.
El cuarto factor es el tiempo y el coste humano de la producción. Por lo tanto, si, por ejemplo, hubiera grandes pérdidas de armas de alta tecnología en el curso de las hostilidades, entonces sería difícil reemplazar estas armas en cantidades suficientes, incluso para los países poderosos.
Si hablamos de países con una base tecnológica subdesarrollada o grupos independientes que no pueden conseguir armas modernas, utilizan los sistemas más sencillos. Y aún hoy en día los países poderosos no utilizarán armas de alta tecnología en las condiciones de lucha contra estos, no es rentable hacerlo. Por eso en las guerras modernas, el lugar principal sigue siendo ocupado por las armas antiguas.

P: Una investigación afirma que el casco de la Primera Guerra Mundial funciona mejor que los diseños modernos para protegerse de las ondas expansivas.
– No puedo juzgarlo, pero en mi opinión, los medios modernos para proteger a la gente, incluyendo los cascos, son en muchos aspectos superiores a los que se utilizaron durante los años de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

5 armas antiguas que todavía se usan en los ejércitos

M2 Browning
(Estados Unidos)
Es una ametralladora pesada diseñada hacia el final de la Primera Guerra Mundial (1918) por John Browning y ampliamente utilizada desde 1933 durante la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam, la Guerra de las Malvinas, la Guerra Soviética-Afgana, la Guerra del Golfo, la Guerra de Irak, la Guerra de Afganistán, la Guerra Civil Siria, la Guerra Civil del Yemen y muchos otros conflictos regionales.
Costo unitario: aprox. 14.000 dólares

KC-135 Stratotanker
(Estados Unidos)
Diseñado en los años 50, es uno de los seis aviones militares de ala fija con más de 50 años de servicio continuo. Los estudios muestran que podría ser utilizado hasta el 2030. Fue ampliamente utilizado durante la guerra de Vietnam y en conflictos posteriores como la Operación Tormenta del Desierto. Además de los EE.UU., el KC-135 Stratotanker fue utilizado por las fuerzas aéreas francesas, turcas y de Singapur.
Costo unitario: aprox. 39,6 millones de dólares (dólares de 1998)

Boeing B-52H
(Estados Unidos)
Este bombardero estratégico hizo su primer vuelo hace 68 años. Fue usado activamente durante la Guerra Fría, la Guerra de Vietnam, la Guerra del Golfo, la Guerra en Siria entre otras.
Costo unitario: aprox. 60.2 millones de dólares.

Т-64
Rusia (URSS).
Diseñado a principios de los 60, se cree que es el principal tanque de batalla del ejército ruso. Fue utilizado, por ejemplo, durante el conflicto ruso-georgiano (2008), y durante la anexión de Crimea (2014).
Costo unitario: aprox. 1,27–1,30 millones de dólares.

Su-24
Rusia (URSS).
En servicio desde los años 70. El Su-24 también es usado por las Fuerzas Aéreas de Ucrania, Irán y Siria. Fue implementado durante la Guerra Soviética-Afgana, la Guerra del Golfo, las Guerras Chechenas, el conflicto Ruso-Georgiano, la Guerra Siria, entre otras.
Costo unitario: aprox. 24-25 millones de dólares (1997)

Los ejércitos más grandes del mundo basados en personal militar activo en 2020:

China – 2.1m+
India – 1.4m+
US – 1.4m+
Corea del Norte – 1.2m+
Rusia – 1m+

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo