¿Pueden los videojuegos salvar el planeta?

Los desarrolladores y los principales fabricantes de videojuegos se han comprometido a introducir mensajes medioambientales en sus productos. ¿Podría eso realmente ayudar? Metro lo averigua

Por Daniel Casillas

Los videojuegos son muy populares en todo el mundo. De acuerdo con las estadísticas más recientes de Grand View Research, el tamaño de su mercado global fue valorado en 151.06 mil millones de dólares en 2019. Newzoo pronostica que este año generará ingresos de 159.3 mil millones de dólares. Sólo el mercado de juegos móviles generó unos ingresos estimados de más de 77 mil millones de dólares en 2020 como resultado de la pandemia y la cuarentena de COVID-19.

Además de los enormes ingresos, los videojuegos también tienen una enorme audiencia. Se estima que hay 2.3 mil millones de jugadores hoy en día, mientras que se espera que este número aumente a 2.6 mil millones este año.

Teniendo en cuenta estas cifras, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y las mayores empresas de la industria de los videojuegos decidieron lanzar ‘Playing For The Planet Alliance’ e integrar mensajes ecológicos para los jugadores.

Videojuegos

"A través de 'Playing for the Planet Alliance', queremos apoyar a la industria de los videojuegos para que descarbonice sus plataformas y explore cómo pueden integrar activaciones verdes en sus plataformas", explicó a Metro Sam Barratt, jefe de la Unidad de Juventud, Educación y Defensa del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Los desarrolladores de videojuegos apoyaron la idea. Uno de ellos fue Jim Ryan, presidente y director general de Sony Interactive Entertainment:

"En PlayStation, creemos que los juegos tienen el poder de encender el cambio social a través de la educación de las personas, evocando emociones e inspirando esperanza. No podríamos estar más orgullosos de formar parte de la Alianza ‘Playing for the Planet’ y esperamos ver lo que la industria puede conseguir juntos".

Recientemente se lanzó una importante campaña que forma parte de la iniciativa, llamada The Green Mobile Game Jam. En ella, once empresas exploraron cómo pueden integrar nuevas e innovadoras formas de educar a los jugadores sobre las causas del medio ambiente. Como parte de esta campaña, los juegos móviles más populares introdujeron en sus plataformas temas como el cambio climático, la energía verde y la replantación de árboles.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente reconoce la contribución de las empresas de videojuegos desarrolladas y el hecho de que dejaron atrás sus diferencias para ‘jugar por el planeta’.

"Lo que es genial es que las empresas que normalmente son muy competitivas se unen para tomar medidas en esta agenda. Nuestro papel en la ONU es sólo facilitar y apoyar el nuevo pensamiento y liderazgo dentro de esta industria", concluyó Barratt.

 

"Estoy súper contento de que hayamos tenido esta oportunidad de usar el tamaño de nuestro juego para conseguir que más gente se comprometa con esta iniciativa y para aprender más sobre la reforestación. Estamos muy emocionados de compartir esto con nuestros jugadores!"
Niklas Arnell,
gerente de producto en Rovio, desarrollador de Angry Birds.

30
millones de toneladas de emisiones de CO2 dejarán de contaminar nuestro planeta para el año 2030 gracias a la alianza de 21 empresas de videojuegos.

¿Qué podrían hacer los gamers para salvar el planeta?

Según Sam Barratt, los jugadores pueden ayudar a preservar el medio ambiente con estas simples acciones:

– Usar un modo de baja energía.

– Jugar juegos que sean más inteligentes con el medio ambiente y que admitan activaciones dentro del juego sobre estos temas.

– Estar al tanto de las empresas que están avanzando en cómo pueden apoyar a los juegos que son ecológicos.

¿Qué están haciendo los gigantes de los videojuegos por el planeta?

– Sony Interactive Entertainment planea hacer uso de la tecnología de eficiencia energética para introducir el modo de suspensión de baja potencia para la próxima generación de PlayStation. La empresa evaluará e informará sobre su huella de carbono, a la vez que educará e inspirará a la comunidad de jugadores para que tomen medidas sobre el cambio climático.

– Microsoft anunciará la ampliación de su actual compromiso operacional para la neutralidad del carbono, establecido en 2012, en sus dispositivos y trabajos de juego. Además, la empresa hará participar a los jugadores en los esfuerzos de sostenibilidad en la vida real a través de la iniciativa "Construir un mundo mejor" de Minecraft, que ha visto a los jugadores tomar más de 20 millones de medidas en el juego.

– Google Stadia producirá una nueva Guía de Desarrollo de Juegos Sostenibles. También financiará una investigación sobre cómo los ‘codazos verdes’ pueden ser efectivamente incorporados en el juego.

ENTREVISTA

Sam Barratt

Sam Barratt,
jefe de la Unidad de Juventud, Educación y Promoción del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

P: ¿Por qué decidieron salvar el planeta a través de los videojuegos?
– Los videojuegos son uno de los mayores medios de comunicación. Necesitamos todas las manos en la cubierta para tomar medidas sobre la crisis climática y con más de 2.3 mil millones de personas que juegan a los videojuegos en el mundo, es una comunidad crítica con la que hay que comprometerse en esta agenda dado su poder educativo, su creatividad y su alcance sin precedentes.

P: ¿Cuál ha sido la reacción de los desarrolladores de videojuegos?  
– Ha sido brillante. Hemos tenido a todo el mundo de las principales plataformas como Sony, Microsoft y Google deseosos de participar, así como jugadores móviles como Rovio, Supercell y Sybo. Ahora tenemos 25 empresas importantes en la Alianza con un alcance combinado de más de mil millones de jugadores y esperamos que eso crezca significativamente para finales de año.

P: ¿Cómo podrían los videojuegos comunicar mensajes a favor del medio ambiente?
– Es una buena pregunta, ya que a la gente le encanta jugar a juegos para escapar y apagarse, así que la clave es asegurarse de que cualquier activación sea auténtica y fiel al espíritu del juego. Para probarlo, acabamos de terminar nuestro primer Green Mobile Game Jam, en el que 11 empresas han estudiado cómo pueden integrar nuevas e innovadoras formas de educar y capacitar a los jugadores sobre las causas medioambientales a través de sus juegos en directo. El enfoque del Jam – que fue dirigido por SpaceApe y Sybo, que fueron brillantes – ha visto títulos populares, como Angry Birds 2, Golf Clash y Subway Surfers traer temas como el cambio climático, la energía verde y la replantación de árboles en los juegos para que no sean sólo una excepción, sino que se conviertan en parte de un diseño de juego más consciente del clima.

P: ¿Cómo ha funcionado la iniciativa hasta ahora?
– Llevamos menos de un año, así que es un poco pronto para saberlo. Pero estamos encantados con el progreso que se ha hecho. En la actualidad, tenemos 25 grandes empresas de juegos que están de acuerdo en comprometerse a tomar medidas medioambientales y trabajaremos para fortalecer y profundizar esos compromisos en los próximos meses. Ya hemos hecho que se celebre el Mobile Green Game Jam 2020, que tiene el potencial de llegar a 250 millones de jugadores cada mes. Para 2021, queremos ampliarlo aún más y publicaremos orientaciones para la industria sobre cómo pueden descarbonizar para que las medidas de este programa puedan ampliarse y tenemos importantes planes sobre la restauración del paisaje y la plantación de árboles que pondremos en marcha a finales de este año

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo