Wokefishing: la conciencia social para conquistar

Fingir ser lo que no somos es un truco viejo para conquistar, pero en una generación donde importan mucho las convicciones, este truco tiene un nuevo vestido.

Por Luz Lancheros

La Generación Z, así como la que le precede, la Millennial, se enfoca claramente, más que en las generaciones de sus hermanos mayores y padres, en causas como el medio ambiente, la diversidad sexual, y por supuesto, en las causas políticas.Wokefishing: la conciencia social para conquistar

Y esto –como se ha visto en sus hábitos de consumo, elecciones de políticos y modos de protesta–, para muchos de ellos llega a ser más importante que tener, como los boomers, yuppies y la Generación X, una casa, carro y beca, como se dice popularmente.

Si bien esto no significa que mágicamente quieran vivir como en Imagine, la canción de John Lennon, para ellos sí es más importante que la pareja a elegir tenga las mismas convicciones políticas.

Un estudio de Dating, por ejemplo, mostraba que un 84% de los usuarios consultados en su página no considerarían salir con alguien con visión política opuesta y que el 67% de ellos admitieron terminar relaciones por estas visiones políticas. Ser la generación “woke” implica ser abierto con las opiniones políticas.

Y esto se espera de la pareja: en plena carrera presidencial y en otros eventos como el Brexit, por ejemplo, se han puesto a prueba las uniones donde los polos opuestos NO se atraen. Una encuesta de 2016 de la página de citas eHarmony mostró que al menos en el Reino Unido, luego de su separación de la Unión Europea, se rompieron 2,7 millones de relaciones por el hecho.

Wokefishing: la conciencia social para conquistar

Pero tal y como en el popular programa “Catfish”, donde muchas personas eran engañadas por otras que fingían ser alguien que no eran, últimamente se ha acuñado el término “Wokefishing”. Y si bien desde la época de Aladino se fingía ser lo que no era para conseguir una pareja, en este caso se juega con algo más serio: la visión política.

El término se ha puesto de moda gracias a un artículo de la periodista de Vice, Serena Smith, donde describe claramente cómo los hombres fingen ser activistas, feministas, deconstruidos, hasta veganos, solamente para conseguir pareja.

Y claro, son descubiertos porque a menos que seas Don Draper o “La Huérfana”, nadie puede mentir por tantos años. Para resumir, en una discusión, o comportamiento el mentiroso es descubierto en su verdadera naturaleza.

Aliado, pero… de relaciones abusivas

Esto también le pasó a una diseñadora de moda (que nos pidió no dar su nombre), creía que había ganado el cielo con las manos cuando el hombre se presentó ante ella como el Ken en versión feminista: “Pertenecia a muchos grupos de mujeres como el hombre interesado en sus actividades, porque le parecia que las mujeres eran muy geniales, era árbitro de roller derby. Cuando empezamos a hablar, se enteró que yo estaba en proceso de divorcio y empezó a darme todas las razones para decir que yo estaba en lo cierto, a hacerme sentir que ‘me veía’. Y empezó con el bombardeo de ‘yo jamás haría eso’ Luego empezó a participar en mis actividades, a actuar como que me apoyaba en mis proyectos, a querer estar presente en mis actividades, a conocer a mis amigos y por último, a invitarme a pasar tiempo de ‘calidad’ con él. Entonces me llevaba a fiestas de su trabajo, o me llevaba medicina a casa si me enfermaba”, le cuenta a Metro.

Pero los príncipes azules destiñen rápido y el hombre, a través del gashlighting, técnica común de abuso donde tratas de loco e inestable a tu víctima, anulaba toda queja de su pareja por su comportamiento: ausencias, infidelidades, malos tratos y agresiones psicológicas y verbales continuas.

“Él parecía ser el más interesado, enamorado, orgulloso de estar con ‘una mujer empoderada’ como yo, pero luego me dejaba plantada, me hacía sentir que yo estaba loca, se metía con más mujeres. A veces me ignoraba por días y cuando yo lo mandaba a paseo, aparecía llorando en mi apartamento y en mi trabajo. Me manipulaba con su depresión y deseo de matarme. Me comparó con su ex esposa: me decia que Laura (su ex) era una mujer muy inteligente, súper feminista y me comparaba con ella al decir que ella sí hacía ejercicio y yo no y cosas así. Y mientras tanto era feliz publicando en redes sociales su apoyo a ‘la causa feminista’”, añade la mujer, que aclaraba que su ex pareja la espiaba y la celaba, mientras que veía a otras mujeres de la escena del Roller Derby y despotricaba de ellas mientras apoyaba al feminismo de dientes para afuera.

Por supuesto, no todos los casos llegan a ser así de extremos, pero al menos se pide un poco de coherencia, sobre todo a la hora de tratar a tu pareja. Porque en tiempos de polarización política incluso alinearse con una causa implica compromiso real en todo nivel. Algo que no todos están dispuestos a aceptar.

P y R

Damona Hoffman, coach de citas certificada y presentadora del podcast de The Dates & Mates

P: El hecho de fingir que eres alguien que no eres en una relación ha sido un comportamiento común antes de la Generación Z. ¿Cuál es la diferencia cuando hablamos de Wokefishing?

–La diferencia con el wokefishing es que es un comportamiento estratégico para lograr una respuesta particular de sus citas. La gente ha mentido sobre cosas como la altura o el peso en las aplicaciones de citas desde el principio para ser generalmente más convencionalmente atractivas, pero el wokefishing incluye una mentira sobre una creencia personal que es más problemático.

P: ¿Cuáles son las características comunes del wokefishing, en tu opinión?

–Si alguien parece promover valores de ser consciente socialmente en hashtags o declaraciones de una palabra en un perfil de citas sin incluir detalles específicos que respalden lo que dice, podría ser wokefishing. También puede incluir declaraciones exageradas con el propósito de atraer.

P: Es muy difícil fingir puntos de vista políticos, sobre todo cuando en pequeños detalles y comportamientos se pueden revelar tus verdaderas convicciones. ¿Por qué crees que la gente hace esto?

–Los valores compartidos son el núcleo de cualquier gran conexión y es por eso que recomiendo que los clientes salgan de la aplicación y pasen a una llamada telefónica o una cita de video chat o una cita de distancia social lo antes posible.

Es mucho más fácil mentir en un perfil o correo electrónico que cuando tienes una conversación en tiempo real y tienes que poder respaldar tus grandes declaraciones con historias y acciones.

P: Un dicho común sobre las relaciones es decir que personas muy diferentes pueden tener atracción y establecer una relación. En esos términos, ¿cómo el wokefishing podría demostrar esto?

Es común decir que los opuestos se atraen, pero no necesariamente veo que eso sea cierto en mi experiencia profesional. Encuentro que una pareja debe estar alineada en valores y metas para que el futuro de una relación a largo plazo funcione.

Puedes tener tipos de personalidad opuestos o intereses variados, pero si miras el mundo de una manera diferente y no valoras las mismas cosas, es difícil hacer que funcione.

P: ¿Por qué es importante quedarse con una pareja que tiene las mismas opiniones políticas que tú?

–En los 15 años que he estado entrenando a solteros, he visto un cambio importante hacia la afiliación política que se ha convertido en un filtro de detección principal. A medida que nos hemos polarizado más en nuestras creencias, hemos buscado socios que estarán de acuerdo con nosotros y nos alejamos del debate saludable. Esto está sucediendo a lo largo de nuestras vidas, pero se amplifica en las citas.

Sin embargo, en última instancia, si estamos emparejando en función de los valores y nuestros valores se están alejando cada vez más, no puedo culpar a mis clientes por buscar a alguien que esté en el mismo lado del espectro político que ellos.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo