¿Podría el Planeta de los Simios convertirse en realidad?

Científicos insertaron recientemente la proteína humana en los monos, lo que resultó en el aumento del crecimiento del cerebro de los animales. Lo que ha sido comparado con el Planeta de los simios

Por Daniel Casillas

Un raro estudio ha atraído recientemente la atención de científicos y amantes de la ciencia ficción. Vio a los investigadores insertar un gen humano en el feto de un típico mono tití, lo que llevó al crecimiento de su cerebro.

El experimento se hizo viral en las redes sociales y se comparó con el argumento de la famosa saga cinematográfica El Planeta de los Simios, en la que los primates se vuelven inteligentes hasta el punto de dominar el mundo.

Investigadores del Instituto Max Planck de Biología Celular y Genética Molecular de Alemania y del Instituto Central de Animales Experimentales de Japón, que publicaron sus resultados en la revista Science, declararon que el gen humano se llama ARHGAP11B. Experimentos anteriores han demostrado que también ha dado lugar al agrandamiento de la neocorteza cuando se expresa de forma no natural en ratones y hurones. Sin embargo, fue la primera vez que el gen se utilizó en un primate no humano.

Cerebro mono

A pesar de que los medios de comunicación y los usuarios de las redes sociales relacionaron esta investigación con El Planeta de los Simios, dos de los autores niegan rotundamente esta comparación, afirmando que no se utilizaron simios, y que el experimento sólo se realizó en fetos.

"Los monos tití transgénicos ARHGAP11B no nacieron. De hecho, ya vivimos en un Planeta de los Simios, ya que los humanos también son simios", explicaron Wieland B. Huttner y Michael Heide del Instituto Max Planck de Biología Celular y Genética Molecular, afirmando que la posibilidad de hacer a los primates más inteligentes como en la famosa película está todavía lejos de ser una realidad.

Metro habló con Huttner y Heide para saber más.

ENTREVISTA

Wieland B. Huttner,
Instituto Max Planck de Biología y Genética Celular Molecular

Michael Heide
Instituto Max Planck de Biología y Genética Celular Molecular

P: ¿Qué es el gen ARHGAP11B?
– Es una duplicación parcial del gen extendido ARHGAP11A. Esta duplicación parcial del gen ocurrió hace unos 5 millones de años, es decir, después de que el linaje que condujo al chimpancé se separara del linaje que condujo a los humanos modernos. Por consiguiente, ARHGAP11B sólo se encuentra en los humanos, es decir, en los humanos modernos, los neandertales y los denisovanos.

P: Háblenos de su experimento.
– Nuestros experimentos anteriores con ratones y hurones habían demostrado que ARHGAP11B, cuando se sobreexpresa durante el desarrollo del cerebro, puede expandir la corteza cerebral. Esto a su vez había sugerido que ARHGAP11B puede haber contribuido a la expansión de la corteza cerebral durante la evolución humana. Para obtener más pruebas que apoyaran esta posibilidad, era esencial demostrar que ARHGAP11B puede realmente expandir la corteza cerebral de un primate no humano. Por eso expresamos ARHGAP11B durante el desarrollo fetal del tití común, un mono del Nuevo Mundo, no un simio.

P: ¿Podría la inserción de este gen humano en los simios hacerlos más inteligentes o desarrollar más su cerebro?
– A propósito, limitamos nuestros análisis a la etapa fetal del desarrollo del tití, por razones éticas. En otras palabras, no se permitió que ninguno de los monos tití transgénicos ARHGAP11B fuera llevado a término y naciera. Por lo tanto, si los monos tití transgénicos del tití ARHGAP11B serían más inteligentes si nacieran, es una especulación que no podemos responder.

P: Algunos usuarios de redes sociales afirman que este experimento podría ser el comienzo del "Planeta de los Simios"…
– Francamente, creemos que esto es una tontería, por las siguientes razones. Primero, el tití común es un mono del Nuevo Mundo, no un simio. Los experimentos con simios son ilegales, y es bueno que tales experimentos estén prohibidos. Segundo, como ya se ha dicho, los monos tití transgénicos ARHGAP11B no nacieron. Tercero, de hecho ya vivimos en un "Planeta de los Simios", ya que los humanos también son simios.

Tres experimentos con cerebros de animales

Cerdos
En 2019, los científicos de la Universidad de Yale lograron algo que antes parecía impensable: revivir parcialmente los cerebros de los cerdos que habían sido sacrificados cuatro horas antes bombeando un líquido especialmente diseñado en sus cerebros.

Monos en China
En 2019 un investigador chino implantó genes humanos en los cerebros de varios monos y afirmó que había mejorado su actividad cognitiva. En el estudio, el investigador implantó copias del gen humano MCPH1 en 11 monos Rhesus.

Ratones
Los científicos del Instituto de Ciencias Biológicas de Salk en La Jolla, California, lograron en 2018 implantar un minicerebro humano en la corteza cerebral de los ratones.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo