La interacción entre los humanos y los robots humanoides podría ser sorprendentemente fluida

En muchas películas de ciencia ficción, hemos visto a los humanos interactuar con los robots humanoides, a veces pacíficamente y otras veces enfrentándose. Pero, ¿qué piensan los científicos sobre el tema? Metro investiga

Por Daniel Casillas

Hay muchas predicciones que dan por sentado que en el futuro viviremos con robots humanoides que caminarán por las calles con nosotros y algunos estudios que buscan saber cómo será su relación con los humanos.

Por ejemplo, el año pasado el CEO y propietario de la empresa tecnológica Pal Robotics, Francesco Ferro, dijo que los robots humanoides de servicio participarán en la vida cotidiana en la próxima década.

Además de los robots de servicio, se espera que también haya un crecimiento en la presencia de estas máquinas en el trabajo. Según el Boston Consulting Group, para el 2025, los robots realizarán el 25% de todas las tareas laborales.

Y la presencia de más robots también podría poner en peligro muchos trabajos realizados por los humanos. Más de 120 millones de trabajadores en todo el mundo necesitarán reentrenamiento sólo en los próximos años debido al desplazamiento causado por la inteligencia artificial y los robots, según un estudio reciente del Instituto de Valores Empresariales de IBM.

Otros estudios también encontraron que hay desconfianza e incluso preocupación entre la gente por los robots. En una encuesta realizada por Pew Research en 2017, el 72 por ciento de los estadounidenses dijeron que estaban al menos algo preocupados por un mundo en el que las máquinas realizan muchas de las tareas tradicionalmente realizadas por los humanos.

Y aunque hay algunas opiniones fatalistas sobre una mayor presencia de robots entre los humanos, un estudio de la Universidad de Tampere en Finlandia predice que la relación entre los humanos y los robots humanoides será sorprendentemente fluida.

Los investigadores de la Universidad de Tampere estudiaron las reacciones fisiológicas evocadas por el contacto visual con un robot social.

En el estudio, los participantes de la investigación estuvieron cara a cara con otra persona o con un robot humanoide. La persona y el robot miraban directamente al participante y hacían contacto visual o desviaban la mirada.

Robots

Al mismo tiempo, se midió la conductancia de la piel de los participantes, que refleja la actividad de los sistemas nerviosos autónomos, la actividad eléctrica del músculo de la mejilla que refleja las reacciones afectivas positivas, y la desaceleración del ritmo cardíaco, que indica la orientación de la atención.

Los resultados del estudio mostraron que todas las reacciones fisiológicas mencionadas anteriormente eran más fuertes en el caso del contacto ocular en comparación con la mirada desviada cuando se compartía tanto con otra persona como con un robot humanoide. El contacto visual con el robot y otro humano centró la atención de los participantes, elevó su nivel de excitación y provocó una respuesta emocional positiva.

"El hecho de que el contacto visual con un robot produzca tales reacciones indica que, aunque sabemos que el robot es una máquina sin vida, lo tratamos instintivamente como si pudiera vernos. Como si tuviera una mente que nos mirara", dice Jari Hietanen, profesor de psicología de la Universidad de Tampere, Finlandia, y director del proyecto.

Con estos resultados encontrados por el estudio, los autores predicen que la relación entre los humanos y los robots sociales podría ser muy fluida.

"Tal evidencia nos permite anticipar que a medida que la tecnología robótica se desarrolle, nuestra interacción con los robots sociales del futuro podría ser sorprendentemente fluida", declaró Helena Kiilavuori, investigadora doctoral y coautora del proyecto.

Metro conversó con Jari Hietanen para aprender más sobre la interacción entre los robots y los humanos.

 

ENTREVISTA

 

Jari Hietanen Jari Hietanen

Jari Hietanen,
profesor de psicología en la Universidad de Tampere, Finlandia y director del proyecto

¿Qué le llevó a estudiar la posible interacción entre los humanos y los robots humanoides?
–Llevamos varios años investigando la interacción entre humanos, especialmente los efectos del contacto visual en las respuestas fisiológicas y psicológicas. Nuestros resultados anteriores han demostrado que el contacto visual sólo provoca estas reacciones si los participantes saben que otra persona puede verlos. Además, en un estudio reciente demostramos que en una videoconferencia, el contacto visual con la persona que aparece en la pantalla no provoca estas reacciones si el participante sabe que su propia cámara está apagada y la otra persona no puede verlo.
Estos resultados nos impulsaron a investigar qué pasaría si un participante humano se enfrentara a un robot humanoide. La gente sabe que un robot no los está mirando, en el mismo sentido que otras personas los están mirando. Pero como los humanos tenemos la tendencia a antropomorfizar a los robots (atribuyéndoles características humanas), quizás incluso una mirada robótica funcionaría.

¿Por qué el contacto visual es tan importante en la interacción entre los robots sociales y los humanos?

–El contacto visual es importante en la interacción entre los humanos. La dirección de la mirada de otra persona nos informa de dónde está enfocada su atención. Está la atención enfocada en mí (contacto directo de la mirada/ojos) o en otra parte del entorno (mirada desviada). La dirección de la mirada tiene un papel realmente significativo en la regulación de la interacción social de las personas y nosotros, instintiva y automáticamente, confiamos en esta información. Es tan poderosa que la usamos incluso cuando no estamos interactuando con otro humano, sino con un robot humanoide.
¿Cuáles son los resultados de la investigación?

–Los resultados mostraron que todas las reacciones fisiológicas mencionadas anteriormente eran más fuertes en el caso del contacto visual, en comparación con la mirada desviada cuando se compartía tanto con otra persona como con un robot humanoide. El contacto visual con el robot y otro humano centró la atención de los participantes, elevó su nivel de excitación y provocó una respuesta emocional positiva.
¿Por qué predice una relación fluida entre los humanos y los robots humanoides?

–Porque estos resultados sugieren que nosotros (los humanos) podemos utilizar automáticamente las mismas claves no verbales para regular la interacción con los robots que utilizamos cuando interactuamos con otras personas. Si la tecnología es capaz de construir robots cuyo comportamiento se asemeje al comportamiento humano, nos basaremos en las mismas señales y pistas en las que estamos acostumbrados a confiar cuando interactuamos con otros humanos. Por supuesto, esto requiere que los futuros robots también puedan "leer" estas señales de los humanos y que estas señales sociales humanas tengan un efecto en el propio comportamiento de los robots.

 

Famosos robots humanoides

 

Sophia

Es un robot humanoide con rostro femenino desarrollado por la empresa Hanson Robotics de Hong Kong. Ha sido diseñado para aprender, adaptarse y trabajar con el comportamiento humano.

Sophia

 

Nao

Es programable y autónomo y está desarrollado por Adebaran Robotics. Tiene reconocimiento de voz y síntesis de texto a voz, así como visión artificial con reconocimiento facial.

Nao

 

TOPIO

Se mueve en dos piernas y es muy bueno jugando al ping-pong gracias a un sistema de inteligencia artificial que le permite aprender y mejorar sus habilidades.

Topio

 

ASIMO

Este robot creado por Honda es capaz de caminar en dos piernas y reconocer rostros y voces, identificar gestos, posturas y objetos en movimiento.

Asimo

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo