Rastreo de smartphones ayuda a combatir el COVID-19

Algunos países están explorando el seguimiento de los smartphones, el rastreo de contactos y la aplicación de cuarentenas mediante tecnologías avanzadas. Metro investiga cómo funcionan y si es legal o ético usarlas

Por Daniel Casillas

Varios países del mundo están rastreando las ubicaciones de los teléfonos inteligentes de sus ciudadanos para monitorear el progreso de la pandemia de COVID-19 e incluso para evitar que la gente salga de sus casas durante la cuarentena.

El Rastreador de Derechos Digitales COVID-19 creado por Top10VPN enumera los países que ya han introducido tales medidas, que van desde datos agregados anonimizados para supervisar el movimiento de las personas en general, hasta el seguimiento de pacientes individuales sospechosos y sus contactos.

"Al menos 20 países que han comenzado a utilizar medidas de rastreo digital en respuesta al virus. Muchos de ellos trabajan rastreando la ubicación de los teléfonos de los ciudadanos", dijo a Metro Samuel Woodhams, jefe de derechos digitales de Top10VPN.

COVID-19

Pero, ¿cómo lo están haciendo? Zak Doffman, fundador y director general de Digital Barriers y especialista en ciberseguridad, explicó que las redes móviles rastrean la ubicación de los teléfonos basándose en las torres celulares a las que acceden para obtener voz y datos:

"Basándose en las múltiples torres a las que se conecta un teléfono, se puede inferir una ubicación. Esto es más preciso en las zonas urbanas congestionadas que en las más remotas. La otra forma de rastrear un teléfono es sondear su ubicación GPS así como las diversas balizas a las que se conecta, usando la capacidad del teléfono para localizarse a sí mismo".

También se ha documentado que varios países, incluyendo Corea del Sur, Irán e Israel, han desarrollado aplicaciones que los ciudadanos tienen que descargar. Y una vez que se accede a los teléfonos inteligentes a través de cualquiera de estos métodos, las autoridades son capaces de conocer la ubicación y los movimientos de los propietarios de los dispositivos.

"Cualquiera que tenga acceso a esos datos de rastreo puede saber si los propietarios de los teléfonos han estado cerca unos de otros", dijo a Metro John Naughton, investigador principal del Centro de Investigación en Artes, Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Cambridge (Reino Unido).

Una vez que se tiene acceso a los teléfonos inteligentes y a su ubicación, los países actúan de manera diferente. Algunos están reuniendo datos anónimos para estudiar el movimiento de las personas de manera más general, mientras que otros están reuniendo información detallada sobre las personas, especialmente las que fueron diagnosticadas con COVID-19. E incluso entregan esa información a la policía.

 

"El rastreo de la red móvil no puede ser apagado o bloqueado, y está protegido por la ley en la mayoría de las democracias"
Zak Doffman, fundador y CEO de Digital Barriers y especialista en ciberseguridad.

Debido a los diferentes enfoques, muchas personas se preguntan ahora si son legales.

"Es legal en la mayoría de las jurisdicciones. En muchas jurisdicciones, los servicios de seguridad del gobierno también lo hacen, aunque los países difieren en cuanto a la medida en que se requiere una autoridad legal especial y si hay supervisión judicial", declaró Naughton.

En cuanto a si el rastreo es ético,Zak Doffman concluyó: "corresponde a los individuos y a la sociedad determinarlo".

Por último, muchos de nosotros podríamos pensar que los usuarios de teléfonos inteligentes pueden hacer algo para evitar ser rastreados por nuestros gobiernos; sin embargo, el panorama no es muy alentador, porque, según los especialistas, la mejor opción contra el rastreo es apagar el teléfono y dejarlo en casa.

"Apagar los teléfonos inteligentes y, si es posible, dejarlos en casa.  De lo contrario, olvídalo", concluye John Naughton.

 

"Será como el 11-S, una terrible crisis se utiliza para justificar la mejora de la vigilancia durante la duración de la emergencia (por ejemplo, la "guerra contra el terrorismo"). Pero los estados tienen un pobre historial de anulación de los poderes cuando la emergencia ha pasado”.
John Naughton, investigador principal del Centro de Investigación en Artes, Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

ENTREVISTA

Samuel Woodhams,
Líder de derechos digitales en Top10VPN

P: ¿Podría continuar el rastreo de los teléfonos inteligentes después de la pandemia de COVID-19?

– Este es uno de los aspectos más significativos del debate. Muchas de las nuevas iniciativas no tienen disposiciones de extinción, ni indican cuándo dejarán de utilizarse, lo que suscita importantes preocupaciones de que podrían utilizarse después del virus para fines más nefastos. Aunque estas medidas pueden parecer legítimas, necesarias y proporcionadas durante la pandemia mundial, es fundamental que no sigan utilizándose durante más tiempo del absolutamente necesario.
En muchos países existe un riesgo muy real de que los métodos de vigilancia que se están desplegando en respuesta al virus sigan vigentes después de la pandemia. Esto podría tener repercusiones dramáticas para los derechos humanos de los ciudadanos y perjudicar aún más la gobernanza democrática.

P: ¿Es legal el uso de estas tecnologías?

–  En la Unión Europea, hemos visto a los gobiernos cambiar su legislación nacional de aplicación de la GDPR (Reglamento General de Protección de Datos) para garantizar que estas aplicaciones e iniciativas cumplan con la GDPR. No me siento seguro de decir si estas prácticas son legales en todos los casos, aunque los gobiernos suelen tener el poder de exigir este tipo de datos a los operadores móviles.

P: ¿Puede la gente evitar que sus teléfonos sean rastreados?  

– Es muy poco lo que la gente puede hacer para evitar que sus teléfonos sean rastreados, aparte de apagar sus teléfonos. Algunas de las aplicaciones de rastreo de contactos son opcionales, por lo que los ciudadanos podrían negarse a usarlas. Sin embargo, en otros casos, las medidas son obligatorias y se han aplicado con muy poco escrutinio público o político.

¿Cómo funciona la tecnología de rastreo de teléfonos inteligentes?

Varía dependiendo del caso. Algunos acceden a datos GPS adquiridos de operadores de telefonía móvil, mientras que en Estados Unidos han utilizado datos adquiridos en el mercado de la publicidad digital para rastrear el movimiento de los ciudadanos. Algunas aplicaciones de rastreo de contactos funcionan vía bluetooth para alertar a los ciudadanos si han estado en contacto cercano con alguien que pueda tener el virus.

¿Cómo están utilizando algunos países el rastreo de localización contra la pandemia?

Corea del Sur
Este país está rastreando los teléfonos de la gente y creando un mapa de acceso público para permitir a otros ciudadanos comprobar si pueden haberse encontrado con un paciente con COVID-19. También está utilizando los datos para enviar proactivamente mensajes de texto regionales advirtiendo a las personas que pueden haber entrado en contacto con alguien portador del virus.

Taiwán
Taiwán ha activado una tecnología llamada ‘esgrima electrónica’, que rastrea los datos de los teléfonos inteligentes y alerta a las autoridades cuando las personas en cuarentena salen de sus casas. Los oficiales de policía responden a cada alerta en 15 minutos.

Polonia
El gobierno polaco lanzó una app llamada ‘Cuarentena en el hogar’, destinada a las personas que se encuentran en cuarentena durante 14 días después de regresar del extranjero. Las personas que han descargado la aplicación registran una selfie con la aplicación, y luego reciben periódicamente solicitudes de selfies geo-localizada. Si no cumplen, la policía será alertada.

Estados Unidos
Según informes, los funcionarios del gobierno de EE.UU. están utilizando los datos de localización de millones de teléfonos para comprender mejor los movimientos de los ciudadanos durante la pandemia. Se cree que los datos han sido adquiridos de la industria de la publicidad móvil.

Ecuador
Privacy International informó que el país está utilizando el rastreo de teléfonos por satélite con GPS para garantizar que los ciudadanos no violen la cuarentena obligatoria después de que se identificaron seis delincuentes.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo