Google y Apple crean una nueva ‘arma’ contra el coronavirus

Una herramienta útil para combatir COVID-19 creada por Google y Apple provoca controversias y plantea problemas de privacidad

Por Daniel Casillas

La batalla contra COVID-19 se está librando en varios frentes. Y uno de ellos es a través de la tecnología. Recientemente, Google y Apple han unido sus fuerzas para crear una nueva ‘arma’ para ser usada con ese propósito.

Se pensó en una app de notificación de exposición o rastreo de contactos que todos los usuarios de teléfonos inteligentes pudieran descargar. Sin embargo, eso no es lo que se les ocurrió a los gigantes de la tecnología.

"Es muy importante señalar que Apple y Google no están construyendo aplicaciones – simplemente están haciendo una API disponible, y las aplicaciones pueden entonces utilizarla", explicó a Metro Marcel Salathé, un epidemiólogo del instituto de investigación suizo EPFL.

En un comunicado conjunto, las dos empresas comentaron que han desarrollado una tecnología de Notificaciones de Exposición que utiliza el Bluetooth en los dispositivos móviles para ayudar en los esfuerzos de rastreo de contactos:

"Un nuevo elemento de la localización de contactos es la Notificación de Exposición: el uso de tecnología digital de preservación de la privacidad para decirle a alguien que puede haber estado expuesto al virus. La notificación de exposición tiene el objetivo específico de una notificación rápida, que es especialmente importante para frenar la propagación de la enfermedad con un virus que puede propagarse de forma asintomática".

Específicamente, Apple y Google crearon una Interfaz de Programación de Aplicaciones (API), un conjunto de herramientas que los programadores pueden usar para crear software. Pero esta API no estará disponible para ningún usuario, sino para las agencias de salud pública, que la incorporarán a sus propias apps. Por lo tanto, no podrás descargarla en tu smartphone.

"Nuestra tecnología está diseñada para hacer que estas aplicaciones funcionen mejor", añadieron las compañías tecnológicas.

Google y Apple dicen que los EE.UU. y 22 países de cinco continentes ya han solicitado, y se les ha proporcionado acceso a la API para apoyar sus esfuerzos de desarrollo de aplicaciones.

Aunque ya ha sido solicitada por varios países, la herramienta desarrollada por los gigantes tecnológicos se enfrenta a críticas y problemas de aceptación. En un estudio reciente de la Universidad de Cornell, en los Estados Unidos, se comprobó que sólo un poco más del 30% de los estadounidenses indicaron que descargarían y utilizarían una aplicación de rastreo de contactos en el móvil, lo que plantea interrogantes sobre si la tecnología se adoptará ampliamente para que sea eficaz.

Otro desafío de esta tecnología es la privacidad. Las dos empresas han insistido en que está garantizada, junto con la protección de datos, ya que cada usuario puede decidir si opta o no por las notificaciones de exposición. El sistema no recoge ni utiliza la ubicación del dispositivo y si a una persona se le diagnostica COVID-19, depende de ella si lo notifica o no.

Sin embargo, los especialistas en privacidad están preocupados por esto y han alertado que Apple y Google han utilizado la información de los usuarios con fines de lucro en el pasado.

"Mi preocupación es que esta configuración permita el flujo de información sin precedentes sobre la salud pública a las grandes empresas de tecnología que han demostrado repetidamente que están interesadas en poseer y manipular estos datos con fines de lucro", dijoa Metro Helen Nissenbaum, profesora de Cornell Tech y experta en privacidad, ética, política y leyes relacionadas con la tecnología de la información.

A pesar de estos retos, la tecnología podría convertirse sin duda en una gran arma contra el COVID-19, pero los especialistas aconsejan no poner en riesgo nuestra privacidad en medio de la emergencia sanitaria.

"Sólo tenemos que ser conscientes de no sacrificar nuestra privacidad mientras luchamos contra esta pandemia", concluyó Salathé.

ENTREVISTA

Marcel Salathé Marcel Salathé

Marcel Salathé,
epidemiólogo del instituto de investigación suizo EPFL

P: ¿Qué son las aplicaciones de rastreo de proximidad y cómo se podrían utilizar?
– Las aplicaciones de rastreo de proximidad se construyen para apoyar el rastreo de contactos tradicional. El rastreo de contacto es una herramienta muy importante para prevenir las cadenas de transmisión en curso. Una aplicación puede identificar contactos que han estado muy cerca de una persona infectada (la distancia se estima mediante la señalización del bluetooth), y que por lo tanto podrían haberse infectado. Si los contactos pueden ser alertados rápidamente sobre esto y entran en cuarentena, se puede prevenir la transmisión en curso. Esto es especialmente importante para el COVID, porque las personas pueden ser contagiosas antes de sentir los síntomas. Por lo tanto, se necesita una herramienta rápida para la notificación de la exposición.

P: ¿Puede esta tecnología prevenir más infecciones de COVID-19?
– Sí, apoyando el rastreo de contactos.

P: ¿Puede esta app ayudar a los epidemiólogos?
– Puede ayudar a los rastreadores de contacto, y puede ayudar a prevenir las cadenas de transmisión. Por lo tanto, nos ayuda a estar un paso por delante del virus, en lugar de ir siempre detrás de él.

Q: ¿Esta tecnología está dirigida a todos los usuarios de teléfonos inteligentes?
– Apple y Google sólo permiten que las aplicaciones de las autoridades sanitarias gubernamentales utilicen esta API, para evitar abusos. Es muy importante que lo hagan porque, de lo contrario, cada país construiría su propia tecnología, y dificultaría mucho la interoperabilidad internacional. Gracias a la API de Google y Apple, ahora es mucho más fácil crear aplicaciones que puedan funcionar a través de las fronteras.
Otro beneficio muy importante es que Apple y Google han decidido utilizar un enfoque de preservación de la privacidad muy importante (el llamado enfoque descentralizado, desarrollado por el consorcio DP3T). También han dicho que el uso del GPS no está permitido con esta API. Juntos, esto evitará la vigilancia digital masiva.

P: ¿Qué características debería tener esta tecnología para ser efectiva?
– Es una aplicación con muy pocas características, por diseño. Simplemente debería registrar, de forma anónima, las interacciones de proximidad, y notificar a una persona si dicha interacción fue con una persona infectada. Entonces puede dar recomendaciones sobre qué hacer.

P: Además de esta herramienta, ¿qué otro tipo de tecnología podría ser útil contra el nuevo coronavirus?
– La tecnología puede ser útil en muchas áreas (por ejemplo, evitar las multitudes, rastrear los síntomas, etc.). Sólo tenemos que ser conscientes de no sacrificar nuestra privacidad mientras luchamos contra esta pandemia. Muchos países han demostrado que se puede gestionar esta crisis sin utilizar la vigilancia masiva.

 

4
países que utilizan apps para rastrear el coronavirus

Singapur
El gobierno local creó una aplicación que utiliza el Bluetooth para rastrear la proximidad de los usuarios a otras personas que utilizan la aplicación, alertando a las personas que entran en contacto con los que han dado positivo en la prueba de COVID-19.

Corea del Sur
La aplicación de ‘Protección de seguridad en cuarentena’ creada por el gobierno de Corea del Sur permite controlar a los ciudadanos mientras están en cuarentena.

El Reino Unido
El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido está a punto de comenzar las pruebas de campo para el lanzamiento de una app que permitirá a los usuarios informar, diagnosticar y hacer un seguimiento de los síntomas de COVID-19.

Australia
El Departamento de Salud del Gobierno de Australia desarrolló COVIDSafe, una aplicación que ayuda a encontrar contactos cercanos de los casos de COVID-19. También ayuda a los funcionarios de salud de los estados y territorios a ponerse rápidamente en contacto con personas que puedan haber estado expuestas al nuevo coronavirus.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo